jueves, 7 de julio de 2011

Las tres "C" para entender el cine de terror

Gustos son gustos, dice el dicho popular. Y, mierda, que es verdad. De hecho hay gente a la que le gustó Avatar, pero no quiero meterme en esos terrenos que no me incumben, así que si sos uno de ellos, allá vos.

Pero hay ciertas cosas que van mas allá de la subjetividad de cada uno. Quiero decir, Puede gustarte el fútbol, pero no puede no gustarte como jugaba el Diego. Puede gustarte el Rock, pero no puede no gustarte Hendrix, por más que escuches heavy folk black viking metal. Y el cine, también tiene sus figuras cual Maradona en el '86 o Jimi en el Woodstock. Y, pibe, si te gusta el cine, hay ciertas figuras que no pueden NO gustarte. No puede NO gustarte como dirige Tarantino, no puede NO gustarte como actúa Hopkins, no puede NO gustarte La Naranja Mecánica, etc. etc.

Y nuestro tan amado cine de horror, queridos amigos, está claro que no se encuentra ajeno a ese fenómeno. Y es de eso de los que les vengo a hablar hoy: De los maradonas y Hendrix del terror.

El cine de terror actual tiene una base imposible de esquivar si crees que realmente te gusta el género. Y son LAS TRES "C" DEL CINE DE TERROR. ¿Tres 'C'? ¿De qué carajo me estás hablando? Estoy hablando nada más ni nada menos que de John Carpenter, Wes Craven y David Cronenberg. En este artículo no pretendemos enfrentarlos, sino comparar y ver el estilo de cada uno.

John Carpenter.
Amo y señor del suspenso. Si bien este título se le otorga comunmente a Mr. Craven, creo que el señor Carpenter le da un toque especial, le da una tensión inigualable a ciertas escenas. Y esto lo demuestra fácilmente en Halloween (1978), en donde desde el principio, el asesinato de Michael de su familia, hasta las últimas escenas (Por ejemplo cuando Myers se tapa con la sábana y se queda ahí quietito, terrible!!) nos mantiene pegados a la pantalla.
Apenas cuatro años después, apareció su obra maestra, casualmente una remake, The Thing. Es fascinante como logra trasladar el miedo hacia un hábitat inhóspito, la Antártida, y como mantiene el suspenso a la hora de saber quién es quién (La escena de los análisis de sangre, por ejemplo).
Resumiendo, Carpenter es el máximo exponente de lo que podríamos llamar Suspenso Ambiental (si, acabo de inventar ese término, y?). Esto es, el suspenso que no se centra en solo una escena sino en un contexto en general, probablemente el film en su totalidad. Para Carpenter el Suspenso es un estado de tensión constante sin descansos, así que andá al baño antes de poner la peli.
La recomendada: Como ya dije, creo que su mejor obra es The Thing (1982).

Wes Craven.
Con solo ver su filmografía ya percibimos lo groso que es este tipo. Como dije antes, suele otorgarsele el título de "Master of Suspense", aunque reitero que a mi parecer ese honor se lo lleva Carpenter. Pero no se confíen, porque Wes no es ningún principiante en eso de asustar, por algo tanta gente lo nombra de esa manera. Craven es un hombre de gran creatividad a la hora del terror y del suspenso, y demás está decir, de gran talento.
La escena introductoria a Scream, es, como decirlo, Perfecta. Tiene TODO lo que tiene que tener una buena escena de terror: Tiene altas dosis de suspenso, sangre, pánico, desesperación, pero lo peor, tiene silencios. Y es esta la combinación que tanto resultado le da al ya veterano pero activo director.
De Nightmare on Elm Street que podemos decir? que es el Clásico que no podés dejar de ver, es el ícono del género, sin exagerar. Es que claro, solamente a una mente retorcida como la de Craven se le ocurriría dar vida a un personaje tan espeluznante y a la vez encantador como Freddy Krueger.
Si Carpenter es el maestro del "Suspenso ambiental", ese suspenso que abarca todo un contexto, Craven es el maestro del Suspenso eventual. Y claro, como la palabra lo dice, es cuando uno se acomoda en el asiento, se frota las manos y dice: acá se viene algo. Alguien podría pensar: "Claro, pero eso es más fácil" y yo digo no, porque requiere más recursos cinematográficos en menos tiempo, incluyendo, si, buenas actuaciones, aunque esto ya no dependa del maestro Wes. En todas sus películas hay ejemplos como estos, aunque podríamos nombrar cierta escena de alguien/algo vestido/a de novia en La serpiente y el Arcoiris (1988). Vale aclarar que este último film, sin embargo, me pareció inferior al resto de su autoría.
La que tenés que ver: A nightmare on Elm Street (1984)

David Cronenberg.
Nuestra última 'C', pero no menos importante, lleva el nombre de este canadiense el cual, hoy día, se abrió a otros géneros y nos tiene a los amantes del Horror un poco abandonados (Esto lo llamo el Síndrome de Peter Jackson). Pero no te hagas problema, David, que, al menos para mí, seguís siendo un groso. Porque el señor Cronenberg se lleva el título del "hombre que hace terror de una forma diferente" (un poco extenso, quizás). Y este renombre se lo ganó con películas como Videodrome o The Fly.
Y, principalmente esta última es su obra maestra (remake también) al menos a mi parecer. Cronenberg tiene la particularidad de hacer terror desde otro lado. No le interesa hacerte saltar de la silla ni hacerte dar arcadas mostrando como destripa un cuerpo, no. David te horroriza haciéndote pensar. En otras palabras, te shockea (no confundir con "te hace impresionar"). Sus películas, y particularmente The Fly, logra poner en duda tus valores éticos mas básicos, haciendonos reflexionar sobre la codicia del ser humano y su sed de ganarle a la naturaleza. Todo esto presentado de una forma burda pero a la vez atísticamente muy cuidada, sin caer en lo bizarro. Y todo esto, aunque ustedes no lo crean, también es terror. Su estilo de tragedia gótica es insuperable.
La que tenés que ver: The Fly (1986)

Antes de terminar, es necesario aclarar: Directores buenos de terror hay muchos más, no se encierren en estos tres, que son muy buenos pero no necesariamente los mejores. Miren y miren sus films y luego saquen sus concluciones, que no es más de lo que acabo de hacer yo. Los invito a compartir su opinión sobre cual es su preferido, aunque, como dice el dicho popular, gustos son gustos, no?

1 comentario:

  1. Solo una aclaración, "master of suspense" es el Título que se le da a Alfred Hitchcock, no a Wes Craven, de ahí en fuera, todo bien y bastante interesante.

    ResponderEliminar